Higiene Intima Femenina

higiene intima femenina

La Gran Olvidada | Higiene Íntima Femenina

La Higiene de la zona intima, es, en ocasiones la gran olvidada de la higiene femenina diaria femenina.

Quizá alguna vez hayas tenido problemas hay abajo. O eres propensa a tener infecciones.

Yo en mi época de juventud he tenido algún problema de juventud he padecido algún que otro problema, pero desde que recibí una serie de pautas especiales ya nunca más he tenido molestias, estás han quedado para la historia.

La higiene intima femenina merece una atención especial que no llegue al “exceso de limpieza” porque destruiremos nuestras propias bacterias  “sanas”. (Debemos de tener mucha precaución, con los jabones antibacterianos, estos alteran la barrera protectora de la zona vaginal).

Debéis de saber que contamos con unos bacilos llamados Döderlin, que estos son los responsables de mantener el PH ácido de la vagina de forma saludable. Es muy importante mantener el control de este bacilo porque es el que nos permitirá protegernos contra los microorganismos que causan enfermedades.

Una de las maneras de controlarlo y reducir vulnerabilidad a las infecciones es usar jabones que contengan ácido láctico en su fórmula y/o pasar por su ginecólogo para que le recomiende un tratamiento de probióticos con lactobacillus.

Te contamos algunas pauta que puedes realizar para prevenir esas infecciones tan molestas de la zona intima.

1- Cuando te duches, presta especial atención la vulva (la zona exterior), ya que en esa sección se encuentran varios pliegues y se pueden acumular esmegma, es un residuo blanco que se acumula por la combinación células epiteliales, conjunción de secreciones genitales y grasa.

Procura no usar el mismo Gel que utilizas para el resto del cuerpo. Los jabones íntimos deben de garantizar una correcta higiene, que no irrete, ni reseque y mantenga un adecuado PH. Un jabón neutro mantendrá solucionará ese problema.

2- Realiza la limpieza de Adelante atrás. En caso contrario es muy probable que arrastres bacterias o microorganismo desde al ano a la vulva con lo que se pueden generar infecciones. Tanto en la ducha como, si usas papel para limpiarte o toallitas.

3Mantén especial cuidado con los días en que tengas la regla. Debes de tener en cuenta que la sangre ya es de por sí un “medio de cultivo” y esta altera el PH vaginal. Procura que el absorbente que uses (compresas, tampones) no exceda más de 4 horas durante el día.

4- Olvídate de las duchas Vaginales. Solo necesitas lavar la parte externa de los genitales, las duchas genitales no son nada recomendables, ni necesarias, ya que la vagina tiene mecanismos naturales que mantienen el equilibro. Y en caso de tener una cistitis podrías agravarla.

5- No Uses esponjas para lavar la zona íntima. La mejor manera es usar la mano limpia, las esponjas acumulan gérmenes que no resultan fáciles de eliminar. Además evitarás roces e irritaciones.

6-Perfumes Íntimos. No es aconsejable utilizar perfumes, aunque realices correctamente el lavado vaginal, es natural que presente cierto olor. El usar estos productos pueden generar irritaciones, sequedad y quemazón. Recuerda que es una parte del cuerpo muy delicada.

7- Utiliza ropa  que favorezca la transpiración. Evitarás rozaduras, pueden ser de algodón, tejidos sintéticos, pero sobre todo asegúrate que no impidan la transpiración, que sean fáciles de lavar y desinfectar. Puedes usar detergentes suaves.

Estos son algunos de los consejos que puedes realizar para mantener una adecuada higiene intima, por último algunos profesionales recomiendan dormir sin ropa interior, por dejar la vagina “respirar”. Por la misma razón, es bueno evitar los pantalones ajustados sobre todo si vas a pasar mucho tiempo sentada.

Desde luego es una realidad el no tomarse a la ligera la higiene de esta zona, ni el cuidado diario, son pautas que debemos de seguir para el bienestar diario.

Compartelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on vk
Share on telegram
Share on whatsapp

Entradas Relacionadas: